¿Cómo regar las plantas?

Siete consejos prácticos para poder regar tus plantas de una forma adecuada.

El riego es una tarea fundamental para la buena salud de las plantas. Pero al contrario de lo que pueda llegar a parecer, la misma es una tarea compleja, en la cual hay que tener en cuenta múltiples factores. En este informe trataremos de ayudarte a sacarle el máximo provecho a este proceso:

1- Como ningún ejemplar es igual a otro, cada planta necesita una mayor o menor cantidad de agua, por lo que es sumamente importante asesorarse en el lugar de compra para saber cada cuantos días y qué cantidad de agua hay que suministrarles.

2- No es conveniente regar las plantas de forma regular en el tiempo; antes de realizar la tarea es importante revisar el estado de humedad de la tierra.

3- Si la tierra de la planta conserva un cierto grado de humedad, no hay que excederse en el riego, ya que al hacerlo, esto podría ocasionar problemas en la salud de la planta.

4- Teniendo en cuenta el punto anterior, es conveniente suministrar toda el agua necesaria y no volver a regar hasta que la tierra se encuentre totalmente seca. El riego frecuente y en pocas cantidades es dañino para las plantas.

5- El mejor momento para regar las plantas es por la mañana, ya que de esta forma tendrán todo el resto del día para poder absorber el agua.

6- Aquellas plantas que se encuentren en macetas pueden regarse de dos formas: la primera consiste en suministrar el agua por sobre toda la superficie de la tierra, mientras que la segunda se realiza colocando la maceta sobre un plato que contenga agua y retirando al transcurrir una hora.

7- Es importante pulverizar las hojas para refrescarlas. En plantas de interior, durante el invierno, esta tarea debería ser prácticamente diaria, tanto para evitar un posible daño provocado por la calefacción, como para regar con menos frecuencia.

Mas noticias sobre: Jardinería

Recomendar:

 

Damián
Marzo 12, 2010
Valora esta nota
Más sobre: jardin - hogar
COMENTARIOS